Cantera Rojilla

Pablo Muñoz Cruzado González, “Pablo Muñoz”, central de 21 años, de Cádiz. Es un jugador con mucha calidad, presencia y autoridad, pese a ser muy joven, tiene voz de ordeno y mando, él se define como “un jugador que para ser central estoy bien dotado técnicamente, contundente, con seguridad, competitivo, me gusta asumir responsabilidades y echarme el equipo a la espalda si hace falta. Mi demarcación en la zona central de la defensa es la que me gusta, pero si el entrenador me necesita en otra demarcación también puedo jugar como pivote defensivo e incluso de lateral, todo sea por el equipo”.

La trayectoria deportiva de Pablo comenzó en el Tiempo Libre gaditano, jugando desde prebenjamín hasta infantil de primer año. Luego pasó a jugar en el Cádiz CF, donde estuvo hasta juvenil de segundo año. Para pasar al San Fernando juvenil y posteriormente, durante dos temporadas, formó parte del San Fernando “B”, jugando dos partidos oficiales con el primer equipo cañaílla, concretamente en la Copa Confederación, ambos contra el Algeciras CF.

Estudiante de Administración y Dirección de Empresa, tiene como se suele decir “muy bien amueblada la cabeza”, porque es raro conciliar los estudios con la pasión por el fútbol y llevar ambos a buen destino. Sobre la Roteña comenta: “a mí siempre me ha gustado el club rojillo, lo he visto muy serio, con una afición genial que no para de apoyar a sus jugadores, un campo siempre en buenas condiciones donde era una maravilla jugar, vamos que he llegado a sentir envidia sana cuando me enfrentaba a ellos. Por eso, cuando pedí salir cedido para defender estos colores, el San Fernando estuvo totalmente de acuerdo. Es un buen sitio para crecer, no hubo problemas, solo fue cuestión de hablar y entenderse”.

En cuanto a cómo ve a su equipo, los compañeros y el futuro, Pablo nos comentó que: “tenemos un buen grupo, si estamos sólidos podemos conseguir buenas cosas, pero no quiero mentir, nuestro objetivo es la permanencia. Debemos mejorar nuestro juego jornada a jornada. En cuanto a mí en particular, debo aprender de todo y de todos, de mis compañeros, del cuerpo técnico e incluso de los aficionados. Es la mejor forma de crecer y llegar un día a jugar en el primer equipo del San Fernando”.

Pablo le pide a los aficionados “que confíen en el grupo, que sean pacientes, ya que aún nos estamos conociendo y necesitamos su apoyo. Nos han dado y nos están dando mucho y yo quiero devolverles ese gesto a mis aficionados con mucho trabajo y entrega. El equipo está animado a pesar de los contratiempos, pero remontaremos el vuelo, vamos a competir hasta la muerte”.

Publicado: 17/10/2018 - Pepe Leñero