Cantera Rojilla

Se presentaba la Unión Deportiva Roteña en casa del líder, un equipo que sólo había perdido un encuentro, pero con la motivación y las ganas para poner complicado y difícil el partido a los sanluqueños. La verdad es que lo hizo, durante el primer período los rojillos fueron mejores, trataron mejor el balón y no se merecieron irse perdiendo al descanso. La modificación en el sistema de juego resultó, se reforzó el medio campo y los nuestros se hicieron fuertes en la medular y con las ideas claras de abrir el balón a banda. Ellos también lo tenían claro, no querían complicaciones y mandaban el balón una y otra vez en largo como si de un partido de tenis se tratase, en dos acciones aisladas conseguirían marcar y marcharse al descanso con la ventaja de dos goles a uno. Inmerecido pero bueno el fútbol no es justo siempre con el que mejor juega, en ciertos momentos no se sabía quien era el líder en la tabla.

Empezaría la segunda parte y llegaría la jugada que marcaría el partido. El equipo local saca un bote neutral tirando claramente a portería y donde nuestro portero no puede detenerlo. El árbitro tiene que asignar el gol, poniendo el 3-1 en el marcador, en ese momento el entrenador lejos de dejarse un gol como gesto deportivo y honrado, le comunica al árbitro que él se está jugando la liga y que si el arbitro da gol, él no va devolver el gol para nosotros. Entonces fue un momento fustrante para mi y para todos los que estaban allí. La palabra sería indignación. Uno como entrenador y, lo que es más importante, como educador, debe de enseñar respeto, deportividad y valores a los niños, formarlos como deportistas y como personas. El diccionario dice sobre la palabra deportividad lo siguiente: 

Es un comportamiento ético que incluye el cumplimiento de las reglas de juego y hace prevalecer la elegancia de espíritu y respeto para con el contrario sobre el afán de victoria. Creo que lo he explicado bastante clarito. 

Esta jugada nos saco del partido un poco, pero nos fuimos viniendo arriba y volvimos a inquietar con peligro la portería local, que paso bastante apuros en la recta final y que incluso llegaron a pedir la hora ante el acoso de la Roteña, que estuvo muy cerca de empatar el partido. Con nuestro conjunto volcado buscando el empate los locales aprovecharon una contra para marcar el cuarto en el descuento.

Hay que ser deportivos y caballerosos y desde aquí felicitamos al Divina Pastora porque está muy cerca de proclamarse campeones. También desde aquí aceptamos las disculpas de su presidente, Márquez, tras finalizar el partido por el hecho tan poco deportivo que se había producido porque pensamos que, pese a todo, el Divina es un club señor y por un hecho aislado se perjudique la buena imagen y las buenas relaciones que mantienen con nuestro club. Hoy estoy muy orgulloso de mi equipo y del partido que ofrecieron mis niños, dieron una lección de fútbol. Muy bien campeones.

Ficha Técnica

CD Divina Pastora C 4- UD Roteña 2

CD Divina Pastora C: José Luis, Guillermo, Luis, Daniel, Mario, Yago, Sergio, Eyob, Romero, Marchena, Harana y Eloy.

Prebenjamín B: Gonzalo Cano, Lucas, Bruno, Gonzalo, Raúl, Pablo, Aitor, Adriana, Juan y Rubén.

Goles:  Por los locales Yago por partida doble, Romero y Guillermo mientras por los rojillos Aitor.

Árbitro: David Mora García.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 30 del grupo 3 de la Tercera División Andaluza de Prebenjamines, celebrado en las instalaciones de la Quinta de la Paz, con un terreno de juego de cèsped artificial ante la presencia de unos 60 espectadores.

 

Publicado: 20/04/2018 - Juan Iván Macías