Cantera Rojilla

El pasado sábado, vivimos lo evidenciado en los últimos encuentros, un equipo rojillo carente de gol y que se ve superado por el juego rival donde antes destacaban, en la intensidad y concentración defensiva. En el fútbol formativo, no es grave perder un partido, pero lo que sí es grave es ver síntomas de apatía, de falta de intensidad en su juego en jugadores de 13 años. Y eso fue el comentario generalizado de los que fuimos testigos del encuentro.

Un CD Divina Pastora Sanluqueña que vino al Puntas Vela con el convencimiento de llevarse los 3 puntos y que se los llevó ganando su partido por 2 a 4, con una segunda parte en la que fue muy superior al infantil rojillo. Se los llevó a base de lucha, garra, esfuerzo, intensidad, en ir de verdad al balón, juego colectivo y con rápidas transiciones.

Durante toda la primera vuelta, unos y otros, jugadores, técnicos y familiares, alabábamos la actitud del infantil de la UD Roteña, eso de no dar nunca un partido por perdido y un sinfín de circunstancias y situaciones que ensalzaban el carácter y el orgullo de los jugadores rojillos, capaces de llevar al equipo a ganar partidos que parecían, a priori, perdidos.

¿Conoce alguien a algún jugador de cualquier categoría que le dé lo mismo hacerlo bien que mal, recibir alabanzas que reprimendas? ¿A qué futbolista le puede dar igual ganar que perder, jugar bien o mal, recibir aplausos o silbidos? A nadie, ni siquiera a aquellos que se muestran aparentemente pasotas. Ningún futbolista salta al terreno de juego con el propósito de jugar mal. Pero sí, parece que en ocasiones uno no lo da todo, no se entrega al máximo, no pone el esfuerzo necesario, no compite, no está en el partido… ¿Qué explicación se da cuando el futbolista está más estático, con menor recorrido, lento en las tomas de decisión, sin agresividad, torpe en las acciones y gestos técnicos, cometiendo errores impropios de su calidad, poco coordinado con el trabajo colectivo? Sin duda, se recrimina la falta de actitud. Pero, ¿realmente es así?

Creo que no es tan simple. Esos síntomas pueden apuntar a múltiples causas: dudas en la tarea que le encomienda su entrenador, mala comunicación, automatismos del trabajo colectivo aun por consolidar (quizás por falta de horas de campo para entrenar), desconcierto ante el partido planteado por el rival, exceso de confianza o relajación por subestimar al rival o dar el partido por ganado antes de su finalización, etc.

Señalar por falta de actitud a jugadores en formación es una torpeza enorme, y yo soy el primero que más de una vez he caído en ese error. Cuando algo no sale bien no es simplemente por falta de actitud, es por algo mucho más concreto y cierto que eso. Se hace necesario concretar. Es un error recurrir al palo y tentetieso para corregir un problema. Exigencia máxima, sí, pero también ayuda, confianza y claridad en las propuestas de mejora, y por supuesto que doten a los técnicos de las herramientas adecuadas, sin horas de campo, difícilmente se puede entrenar a un equipo con garantías de éxito. Equipo hay, y entrenador también, esperamos que todas esas variables que están provocando que desde navidades este equipo no sea el mismo se solventen, y nos hagan de nuevo disfrutar del buen fútbol al que nos tenían acostumbrados.

 

Ficha Técnica

UD Roteña 2 - CD Divina Pastora 4

Infantiles: Álvaro, Kenahi, Carlos, Samuel, Adrián García, Jairo, David, Mario, Adrián Niño, Parra, Manuel Sánchez, Alex, Pablo, Manuel Domínguez, Antoñito y Javi.

CD Divina Pastora: Fernando, Juan, Daniel, Juan Ezequiel, Alejandro, Fernando, Salvador, Ana, Rafael, Lázaro, Juanio, Raúl, Jaime, Marcos, González, Andrés, Carlos y Mera.

Goles: Por los locales Parra y Adrián Niño mientras por los visitantes triplete de Lázaro y uno de Carlos.

Árbitro: Ismael Jiménez Listán.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada número 19 del Grupo 3 de la Tercera División Andaluza de Infantiles, celebrado en las instalaciones del Arturo Puntas Vela ante unos 60 espectadores.

               

CanteraRojillaCanteraRojillaCanteraRojillaCanteraRojillaCanteraRojillaCanteraRojilla
Publicado: 16/02/2018 - Javi Guillén