Cantera Rojilla

Hay personas que dejan huella, su obra perdura y son recordadas desde el cariño. Así fue Manuel Bernal Sánchez-Romero, tan sencillo, como grande su legado. Desde la presidencia de la Unión Deportiva Roteña, vivió grandes éxitos, campeonato de España de Fútbol-Sala, primer ascenso a tercera división, ampliar el club al baloncesto, ciclismo y balonmano, fue la edad de oro de la entidad rojilla. Muchos años de esfuerzo y reconocimientos, tuvo la calidad humana de sentar las bases para la colaboración, con el resto de equipos de la provincia. Era afable con todos y eso le llevó a conseguir su mayor éxito, formar una familia con los colores rojinegros como telón. Esos años difíciles se basaron en el trabajo de muchas personas, capitaneadas por Manuel, el eterno presidente. Me acuerdo cuando tuvimos una entrevista y te decía, eres una enciclopedia del fútbol modesto, tienes para escribir un libro. Ese libro basado en la humildad, en ejemplarizar con el trabajo.

Quiero recordarte con ese jersey de rayas, por cierto Manuel feísimo, pero era para trabajar, para coger una pala y una carretilla. Para conseguir hacer del Estadio Arturo Puntas Vela, el hogar de todos los rojillos. Todavía me acuerdo de las largas charlas, incluso riñas que tenías conmigo, con ese díscolo entrenador de chavales, pero al que reconducías como un padre aconseja a su hijo. Porque Manolo, tú eras el padre de todos los rojillos, de aquellos veteranos que un día fueron santo y seña de tu club y que nunca quisieron perder el contacto, ni contigo, ni con sus colores. Todavía se me hace un mal trago, cuando hablábamos en la Calle Castelar y me contabas que habías dado tu vida por este club y que lo que más te dolía, era que no viste crecer a tus hijas, es verdad, era tan intenso el trabajo que a veces nos olvidamos de lo más importante. Pero formaste la mejor familia que puede tener un equipo, que tiempos Manuel, partidos de las mujeres que se integraron al club y todo gracias a ti. Quizás puedan decirme que conseguiste muchas más cosas y es así, no cabrían en este artículo, pero no quiero ni aburrirte a ti, ni a quien lo lea con números, sino con sentimientos. Manuel, donde estés quiero recordarte como lo que fuiste, un hombre sencillo que diste una lección de grandeza, convirtiendo un club modesto en una gran familia.

Me gustaría a unirme a una petición, que el estadio que conseguiste para la Unión Deportiva Roteña, llevara tu nombre, el nombre Estadio Manuel Bernal Sánchez-Romero.

CanteraRojillaCanteraRojillaCanteraRojillaCanteraRojillaCanteraRojillaCanteraRojilla
Publicado: 01/02/2018 - Pepe Leñero