Cantera Rojilla

A veces el fútbol también te da momentos agradables, como el tomarse un café con un amigo y recordar la historia de este deporte en nuestro pueblo. Esta vez tuvo la ocasión de redescubrir a Pablo Niño, uno de los mejores jugadores que han salido de la Unión Deportiva Roteña. Vaya con este jugador, a punto de cumplir esa edad a la que no te puedes mojar la barriga y se echa su equipo a la espalda para ganar un partido. Y no uno simple, sino frente al líder, el Trebujena CF, un equipo rocoso y en momentos excesivamente duro. Recibió por todos lados, tanto que le está resultando duro el recuperarse. Pero su esfuerzo fue reconocido por una hinchada, la trebujenera, que se rindió a su buen hacer y fue despedido con una ovación. ¿Será el nuevo caso de Benjamín Button? Porque nuestro amigo es incombustible, cada día está mejor, cuida su alimentación, su descanso y aprende como nadie que la disciplina es el concepto, para conseguir todos los triunfos.Ha vuelto a su equipo de toda la vida por dos razones, la primera para demostrarse a sí mismo que podía volver a jugar y para ayudar a un equipo, que no tenía buena pinta tras dos descensos. Me cuenta que ha mejorado en muchas facetas, sobre todo dentro del campo, con el respeto que tiene a los rivales, árbitros y todos los que rodean este deporte. Hay que ver cómo cambia la vida Pablo, con el trabajo que me costaba que estudiaras y ahora has terminado la carrera de derecho y opositas a la Administración de Justicia, casi nada. Pablo se ha convertido en el faro de muchos jóvenes jugadores, demostrando con su comportamiento como se tienen que defender unos colores, ya que como según dice él, hablando, protestando y sin ilusión no se gana nada. Tiene un equipo comprometido, un buen ambiente, aunque a veces hay jugadores que tendrían que mejorar en su entrega y no dudar tanto a la hora de luchar en un partido. Lo que menos perdona, es la apatía, es lo que le ha matado cuando ha visto a su actual equipo, cuando estaba en la grada como espectador. Os podría contar muchas cosas, de cuando fue profesional, de su calidad técnica, de sus muchos equipos y de la huella que ha dejado en cada uno de ellos. Pero no, solo quiero descubriros a la persona. Callado, hablando con sus gestos, con su comportamiento. Le han dejado en el banquillo sin jugar y así lo ha aceptado, le han dado toda la responsabilidad y ha sido el mejor. Para terminar deciros que Pablo Niño ha sido quizás, el jugador con más calidad que ha dado Rota. Un mensaje para los más jóvenes, tomad nota, aprended de él y seguro que seréis mejores futbolistas. Vamos Pablo, tu equipo de toda la vida te necesita.

Publicado: 14/01/2018 - Pepe Leñero